“Todo amor nuevo que aparece

nos ilumina la existencia,

nos la perfuma y enflorece”.

Amado Nervo

 

Me encanta hacer trufas, no solo dejan mi piel suave, también la hidratan y me hacen sentir de maravilla, y cuando llega el momento de mimarme no tengo la necesidad de salir de la casa; tan solo con tomar unos cuantos productos de baño y belleza, puedo disfrutar de todos los lujos de un spa.

Hacer trufas es una excelente actividad para hacer solo o con amigos, ya que es extremadamente divertido, relajante y ayuda a eliminar las pequeñas molestias de la vida diaria.

Pesando el material.
Pesando el material.

Prepararlas es fácil y divertido, y solo necesitas los siguientes ingredientes:

  •   45 gr. Bicarbonato de sodio
  •   15 gr. Ácido cítrico
  •   30 gr. Manteca de cacao
  •   3ml aceite esencial naranja dulce
  •   Recipiente de vidrio
  •   Mezcladora de vidrio
  •   Recipiente
  •   Olla
  •   Molde

 

Mezclamos el bicarbonato y el ácido cítrico en el recipiente y derretimos aparte la manteca de cacao a baño maría. Una vez derretida, agregamos la manteca lentamente a la mezcla de bicarbonato y ácido cítrico, hasta que quede bien integrada.

Agregar la manteca de cacao y el aceite esencial.
Agregar la manteca de cacao y el aceite esencial.

Agregamos el aceite esencial y revolvemos bien.

Trufas en el molde.
Trufas en el molde.

Colocamos la mezcla en el molde sin llenar por completo. Esperamos a que endurezca y luego desmoldamos.

Para usarlas y disfrutarlas basta agregarlas a una tina caliente o un baño de pies y manos.